dilluns, 22 d’agost de 2011

JMJ en Madrid



“Dios es amor: esto significa que tu eres querido; y aún no ha nacido el hombre a quien este pensamiento, especialmente cuando se hace cercano, no lo llene de una indescriptible gloria.”
Soren Kierkegaard

Hemos visto algunos las imágenes en televisión del encuentro de la juventud con el Papa en días calurosos del mes de agosto en Madrid. A mi me ha conmovido ver la alegría, la ilusión, el rostro reflexivo y de recogimiento interior de muchos, así como la variedad de razas y banderas. Hay quien dice que los jóvenes volverán a sus casas y no se acordaran del mensaje que han escuchado. Yo no lo creo. He recibido confidencias de muchos que reconocen un antes y un después de este encuentro, que han conocido amigos con sus mismos ideales y que tienen más ánimos para mejorar personalmente, aprovechar el tiempo de estudio, convivir con respeto hacia todas las creencias y darse más a los demás. ¡Todo un reto! Y, es que el adolescente, el joven, tiene ideales y los quiere vivir.

Toda esta “movida” me ha hecho pensar y os dejo este apunte:

Podemos hacer percibir a los hijos, tanto si somos creyentes como si no lo somos, la protección de un Dios bueno que se hace próximo, como señala Kierkegaard. Cuando tengan momentos de incomprensión con los amigos, el grupo o en el colegio, les ayudará Dios a no desanimarse, y a elevar el pensamiento. Pero, para ser consecuentes con lo que comentamos, los padres hemos de estar presentes en los momentos de sus problemas; ser padre es dar amor a manos llenas. Y, además, los padres creyentes, sin espectáculos ni sermones, han de dar testimonio de confianza y agradecimiento hacia Dios siempre: en tiempos de dificultad y en tiempos de alegrías.

Creamos en los jóvenes, ellos, si somos coherentes con lo que predicamos mejorarán. Todos los valores los transmitamos por ósmosis, por contagio. Sólo nos hace falta vivirlos. Y la figura de un Dios cercano y bueno nos ayuda a todos, sea cual sea nuestro credo y religión. Nuestros hijos valorarán también el auténtico respeto y cariño que tenemos hacia todo el mundo.




1 comentari: