diumenge, 22 d’abril de 2018

La receta del amor en pareja (Libros Cúpula, de Planeta de libros)


La receta del amor en pareja, de Libros Cúpula de Planeta de libros.


Día del Libro y la Rosa. Sant Jorge 2018





¡Qué mejor recomendación puedo haceros hoy que el título “La receta del amor en pareja”, editado por Libros Cúpula, de Editorial Planeta y escrito para todos los que deseamos un amor fuerte y recíproco que nos co0nduzca a la felicidad del que ama y se sabe amado.
El dia de San Jorge lo firmaré en Barcelona en Garbí-Troa. Via Augusta 9 de Barcelona de 6h. a 7h. de la tarde. En cualquier librería de España y Canarias. Se puede adquirir también en e-book en La Casa del Libro y en la librería de vuestra ciudad.



Os dejo las rosas, la cubierta, unas palabras de la presentación y un collage y la mesa de la presentación ... son momentos de “La receta del amor en pareja" de hace muy pocos días:
“Lector amigo, confío que las páginas que leerás a continuación sean un acicate para hacer crecer tu capacidad de amar y un tiempo de reflexión para saber cómo actuar para ser positivo, limar asperezas y tener alegría y sosiego. Son páginas que nos sirven a todos para fortalecer el amor que vive cualquier persona en el estado que haya elegido. Valoramos el amor que se da a un amigo, a un enfermo, a un necesitado o a un padre anciano, para citar algún ejemplo, aunque nos centramos en la aventura del amor en el matrimonio y en formas prácticas de fortalecerlo o reavivarlo.
Aprendemos a navegar por los mares de la vida sorteando dificultades y disgustos. No nos hundiremos si apreciamos las cosas pequeñas hechas con amor o la búsqueda de tiempo para la  diversión y para fomentar el cariño mutuo. No nos dejaremos llevar por olas revueltas porque nos apoyaremos uno en el otro formando una unidad indestructible como la red que recoge cantidad de peces porque está bien sujeta. Nadie podrá romper esta fortaleza.
He dividido el contenido de La receta del amor en pareja tres partes.
La primera parte tratará de “Aprender a amar más y mejor”.
Creo que todos tenemos la posibilidad de hacer crecer nuestra capacidad de amar especialmente cuando comprendemos que la esencia del amor entre un hombre y una mujer se asienta en querer que el vinculo afectivo que se crea a base del roce, de sentimientos y de la atracción mutua perdure y se renueve siempre con pasión. Es nuestro reto.
La segunda parte, la he titulado “El rompecabezas de la convivencia”. Miraremos de encajar las piezas con valores que brillen para tener en casa un clima de confianza auténtica. Conviene entrenarse cada día en hacerse la vida agradable, sin olvidar la manera de ser singular y distinta de cada uno que necesita sus espacios de autonomía. La autonomía es importante, una autonomía que alguna vez exige renuncias porque la tranquilidad no la encontramos en egoísmos compartidos sino en la magnanimidad del que sabe darse al otro. 
Y, en la tercera parte reflexionaremos sobre “Las etapas del amor”.
Lógicamente hay distinción entre el amor de juventud y el amor adulto aunque en su núcleo siempre encontramos la donación y la reciprocidad de afecto. Adaptarse a los cambios con flexibilidad y aparcar el amor propio será algunas veces un trabajo costoso especialmente si los cansancios o tristezas irrumpen en la vida familiar. Esta tarea es fecunda si objetivamos los problemas y ponemos una pizca de buen humor.
Amar y saberse amado, darse apoyo, mirarse a los ojos, estar compenetrados, demostrar que nos queremos y muchos más gestos que nuestra creatividad inventa y que iremos leyendo, nos llevan a la felicidad, una felicidad que todos buscamos y que descubrimos en la fuerza del amor”.
Deseo que os guste mucho el contenido de un libro que he escrito con mucho AMOR.
Con Mey Zamora, mi presentadora, periodista y escritora y la editora Maria Fresquet, de "La receta del amor en pareja".


divendres, 6 d’abril de 2018

La receta del amor en pareja. San Jorge, 2018

INVITACIÓN




Desearía que pudierais asistir a la presentación de mi nuevo título "La receta del amor en pareja" a cargo de Mey Zamora, preriodista y escritora.

Un libro escrito para aquellos que inician su amor, para los que desean construirlo cada día dando importancia a las cosas pequeñas que reavivan el enamoramiento, para los educadores y formadores de jóvenes... para todos, porque todos queremos aprender cada día a amar más y mejor.

https://www.planetadelibros.com/libro-la-receta-del-amor-en-pareja/266161


Las claves del amor las encontramos en las demostraciones de cariño, la entrega total con ternura y pasión, el respeto por la autonomía y promoción de la personalidad del cónyuge, la comunicación sincera y el buen humor ante les dificultades. 

Este libro nos sumerge, a buen ritmo, en las distintas fases del amor. Nos da las herramientas necesarias para gestionar las emociones, evitar el desamor, ejercer la libertad y activar habilidades sociales para una convivencia atractiva. Encontramos pautas para saber cómo actuar con la llegada de los hijos y en cada etapa de la vida, para vivirla con esperanza y ser felices.

Os adjunto invitación para la presentación de Barcelona. 
Para los que no podais asistir os recuerdo que este libro lo encontraremos en cualquier librería de España. Su edición ha sido llevada a cabo por Editorial Cúpula de Editorial Planeta.

Un abrazo,
Victoria Cardona


diumenge, 11 de març de 2018

Sin resentimientos



Sin resentimientos
Esta frase de Paulo Coelho me ha suscitado pensamientos sobre el perdón porque a todos nos cuesta perdonar y olvidar... a mi la primera. Nos esforzamos en perdonar de corazón porque el resentimiento nos intoxica y priva de mantenernos con serenidad y alegría. 
¡Cómo nos ayuda la imagen del mar con esta barca para aprender a navegar mejor cada día por los mares de la vida!
Importa decir que la persona que sabe perdonar y olvidar agravios es la más feliz del mundo. Es de personas generosas saber disculpar y de personas magnánimas saber olvidar. Afirma el filósofo Max Scheler que una persona resentida se intoxica ella misma. 
Todos hemos conocido a personas que te cuentan historias de hace años sobre agravios que, a pesar de ser reales, les han originado verdaderos traumas por no saber perdonar. Esta intoxicación les hace desagradables a los demás y dificulta el encuentro de familia y amigos.
A olvidar nos lo enseña este relato de autor anónimo que titularemos “Dos amigos” que reforzaría la frase:“Inscribe los agravios en el polvo, las palabras de bien inscríbelas en el mármol” de Benjamín Franklin:

“Cuenta una leyenda  que dos amigos viajaban por el desierto y en un determinado punto del viaje discutieron. El otro, ofendido, sin decir nada, escribió en la  arena:
- Hoy, mi mejor amigo me pegó una bofetada en el rostro.
Siguieron adelante y llegaron a un oasis  donde resolvieron bañarse. El que había sido abofeteado y lastimado  comenzó a ahogarse, siendo salvado por el amigo. Al recuperarse, tomó un  cincel y un martillo y escribió en una piedra:
- Hoy, mi mejor amigo me salvó la vida.
Intrigado, el amigo preguntó:
- ¿Por qué  después de que te lastimé, escribiste en la arena y ahora escribes en una  piedra?
Sonriendo, el otro respondió:
- "Cuando un gran amigo nos ofende,  deberemos escribir en
la arena, donde el viento del olvido y el perdón se  encargarán de borrarlo y apagarlo; por otro lado, cuando nos pase algo  grandioso, deberemos grabarlo en la piedra de la memoria del corazón, donde  ningún viento del mundo podrá borrarlo".

Como todos tenemos defectos, hemos de reconocer que debemos perdonar los de los amigos para que nuestra amistad llegue lejos y no se apague dando por supuesto que perdonamos también algún agravio que tengamos con los de nuestra familia.
El perdón siempre alivia la memoria herida.
(Anotar en agenda jueves 12 de abril a las 19'30 en la agenda, dentro de dos semanas os concretaré un acontecimiento en Barcelona.)

 



dilluns, 18 de desembre de 2017





 

 

 


NAVIDAD EN CASA

Cada cual tiene en su memoria las costumbres que vivió en el calor del hogar en esta época del año, como por ejemplo: felicitaciones con christmas para los amigos, llevar a nuestra Parroquia alimentos y juguetes para los más necesitados, Misa del Gallo o de Nochebuena, compartir la  comida de Navidad en compañía de los abuelos o de quien estaba solo en casa y  tener un recuerdo por los que están ausentes; la  “décima” o  el verso a  la hora de  los postres con barquillos y  turrones, la  noche mágica de  Reyes, etc. Estas costumbres y otras, que han hecho tradición en muchas familias, conviene vivirlas con la misma ilusión y capacidad de cariño con que nos las transmitieron.
 
Reflexión a parte merece el Belén y su preparación con la participación de nuestros hijos y de toda la familia. Esencial es tener al alcance el musgo y ramitas, piedras pequeñas, papel de plata para el río y para las estrellas, los corchos para la cueva, cerros y montañas, la cartulina azul para hacer un cielo de fondo…

 
Y, por último, las figuras que representan el Misterio. Aprovechemos su colocación para explicar a nuestros hijos el significado que para cada uno de nosotros tiene. Por ejemplo: Los pastorcillos, gente de buena voluntad y humildad que fueron los primeros en recibir el anuncio del nacimiento del Hijo de Dios. Los Reyes Magos que siguieron, con constancia y confianza en Dios, el camino que les conducía a adorar a Jesús. La mula y el buey que con su aliento daban calor al Niño Jesús.

 
Al instalar en nuestro pesebre a José, Maria y al Niño, hemos de buscar el lugar central para ello, donde se fijen todas las miradas, iluminándolo si podemos. En el instante de colocar al Niño en su cuna de pajas, aprovechemos para ser sencillos de corazón y con toda la ternura que provoca un Nacimiento que ha conmovido a toda la humanidad, digamos palabras de amor y cantemos villancicos haciendo participar a todos por recibir tanto amor.

 

¡Os deseo unas Santas Fiestas de Navidad llenas de esperanza y alegría para transmitirlas con el testimonio personal a la memoria y al corazón de nuestros hijos, con la escultura del Nacimiento de la Sagrada Familia de Barcelona! 


 

dimecres, 18 d’octubre de 2017

 
INVITACIÓN PARA TODOS Y TODAS LAS SEGUIDORAS DE MI BLOG
 
 
"Educar amb 100 piulades"
 "Abecedario de las personas positivas"
De la A a la Z

diumenge, 14 de maig de 2017

Resiliencia educativa: Día a día en familia

Resiliencia educativa: Día a día en familia





En todas las situaciones hay una implicación emocional que puede convertirse en una acción que culmine con éxito o bien interferir negativamente en el resultado final. Cada emoción ofrece una disposición definida a la acción, de manera que el repertorio emocional de la persona y su forma de operar influirá decisivamente en el éxito o fracaso que obtenga en las tareas que emprenda”.
Daniel Goleman

Personas fuertes que en momentos de dificultad saben ser reilientes y superar adversidades: 
Además del “cartelito” de la piedra os dejo el ejemplo de la esposa de Roosevelt, presidente de los Estados Unidos, Eleanor fue huérfana de madre a los cinco años y con un padre alcohólico. Ella supo capitalizar todo el sufrimiento de su infancia. La directora de su escuela de Londres Marie Souvestre, le ayudó a tener una buena autoestima y a convertirse en líder de su escuela. Como esposa del presidente de los Estados Unidos su papel fue clave para la aprobación en el año 1948 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
La resiliencia nos habla, pues, de tener mecanismos para superar adversidades graves y no hay duda que adaptarse y superarse es la cualidad más importante para vivirla. No siempre nos encontraremos a escala familiar con ese nivel de tragedia de Elianor, a pesar de que con la crisis actualmente están aumentando los casos de pobreza en nuestro país y es terrible no poder dar de comer a los hijos e ir mendigando para vivir por esto hemos de poner medios en cosas pequeñas que surgen en nuestro día a día para tenir hijos responsables y recios.
¿Cómo ayudar a los hijos pequeños y adolescentes para adquirir la habilidad social de la resiliencia?: 
Deberíamos, por ejemplo, pedir su participación en las tareas del hogar de forma breve, concreta y clara, y procurar motivarlos para que las lleven a término. Añadiendo unos horarios, pautas o límites que se exigen con una actitud positiva y con un  tono de voz amable o que sabe esperar que el hijo se vaya interesando por el cumplimiento de sus obligaciones y tenga la satisfacción que produce el cumplimiento de su propia responsabilidad, una responsabilidad que se puede hacer crecer gradualmente según la edad.
Cómo agradecerán esta educación que se recibe en familia los compañeros de equipo de nuestros hijos a la hora del deporte por poder competir con personas recias o el  profesor que podrá exponer su lección con entusiasmo y despertar la curiosidad intelectual de sus discípulos, en lugar de perder el tiempo en ocuparse de la disciplina de la clase.
Para pensar en mayo … Preparemos fin de curso!


diumenge, 4 de desembre de 2016

Tiempo de comunicación y de diálogo con los adolescentes


                                          (Foto de Victoria Cardona)

Para un buen diálogo y una mejor comunicación

Lo importante es saber cuando hablar y cuando quedarse callado.
Séneca

Mes de diciembre. En Navidad tiempo de fiestas, de conversación en la sobremesa después de una comida familiar, de algun paseo, de ver una película y luego comentar pero sobre todo de fortalecer el clima de confianza en casa. ¡Que no falte el cariño, la escucha y la empatía de los padres para con los hijos, especialmente en su etapa adolescente..!

Lo primero a tener en cuenta es que para que haya un buen diálogo es saber escuchar. Si se pretende conseguir una buena comunicación es muy importante ir con la sencillez de quién quiere ayudar, nunca imponer.

Pautas para llegar a establecer un buen diálogo, especialmente en la etapa adolescente de nuestros hijos:

—No interrumpir y tener paciencia. Esto vale para todas las edades, desde el hijo o hija que casi no sabe hablar, pero nos quiere pedir algo hasta el adolescente que nos quiere explicar un problema o una alegría y lo hace de una forma acalorada. Por ejemplo, nos están explicando una cosa y nosotros nos preocupamos más de la forma gramatical que están empleando que del contenido de lo que nos explica y de los sentimientos del hijo; mal haríamos sí corrigiéramos la gramática a media explicación porque quizás «cortaríamos» la espontaneidad.

—Cuidar el lenguaje no verbal. La mirada y el gesto ocupan un papel primordial. Mirar a los ojos de nuestro hijo y aprobar afirmativamente con el gesto para animar y demostrar que nos interesa lo que nos dice; con la mirada de los padres se puede demostrar interés y afecto y descubrir, en la de los hijos, todo su estado de ánimo. Mirada y gesto establecen la complicidad de la amistad y de la confianza mutua.

—Saber preguntar. Conviene hacer una pregunta de manera positiva para asegurarnos de que nos enteramos y entendemos lo que nos dicen; también sirve preguntar para captar el nivel que tienen de entendimiento del tema que sea y, por lo tanto, adelantar informaciones sobre sexualidad, diversiones, adicciones a juegos, «chats», Internet... aprovechando los momentos de ocio y tranquilidad para tener estas conversaciones y dar información y criterios a seguir.

—No mirar el reloj. Para los hijos es muy importante que demostremos un interés real por sus cosas; tenemos buenos momentos para comunicarnos sí los sabemos aprovechar aunque la experiencia nos diga, que el «momento» del hijo quizás no coincide con el nuestro, pero la atención a las personas de nuestra familia es siempre nuestra primera y amable responsabilidad.

—Vivir la discreción. Muchos hijos adolescentes se quejan de que los padres cuentan a los demás las cosas íntimas que les han confiado. Seguro que los padres no actuamos con mala intención al hacerlo, se puede hacer o para vanagloriarse o para quejarse pero se comprende que es un defecto que indica poca comprensión y respeto para los sentimientos de los hijos.

—Escuchar no es oír. Escuchar significa esforzarse para comprender lo que se nos dice sin interrupciones.

—Conviene saber callar para no invadir los espacios de intimidad de nuestro adolescente y darle tiempo a reflexionar.

—No ser pesados ni insistentes. Expresarse con palabras claras, precisas y concretas.

—Hemos de crear vivencias compartidas. Un diálogo nunca es un monólogo.


—Ingeniárselas para mantener una buena comunicación con nuestros hijos gracias a preguntas abiertas y afables.



Espero que os hayan sido útiles estas pautas para tener mejor relación con nuestros adolescentes…


¡Feliz Navidad y feliz año 2017 cargado de cosas buenas! 

                                           Nacimiento de la Sagrada Familia de Barcelona

Resposta al comentari d'Anna Plans: Moltíssimes gràcies per l'elogi, venint de tu és un privilegi!!!