divendres, 16 de desembre de 2011

FELIZ NAVIDAD




En Navidad gocemos de una buena mesa y de una buena sobre mesa donde la conversación fluya ligera y llena de cariño como nos enseña el misterio de Navidad.
En la ilustración adjunta de Cristina Losantos tenemos elementos esenciales para vivir la Navidad, tales como el pesebre. Un pesebre para hablar y cantarle villancicos al Niño, un pesebre para hacer caminar a los Reyes, un pesebre con unos pastores que con humildad se presentan los primeros a visitar a Jesús. Para ellos y para los siguen a Jesús resuena claro el mensaje de navidad:
“Gloria a Dios en las alturas y paz a los hombres de buena voluntad”.

Contemplemos la Navidad y aprendamos a compartir cariño y bienes materiales. Demos importancia a las reuniones familiares de estos días:
Muchos pensamos que sentarse juntos durante la comida es un elemento de cohesión familiar y social y a la vez una buen elemento de educación de nuestros hijos y nietos. Es este el espacio de reunión, de la tertulia y del reposo familiar en el cual no sólo debemos dar importancia a la forma de coger los cubiertos, sino a valores más fundamentales como el qué el joven tenga su iniciativa por ceder la fruta que le gusta más a un hermano o a un invitado, o a saber escuchar y no interrumpir con voz fuerte o esperarse a levantarse de la silla hasta que todos hayan acabado. Paciencia, generosidad y esfuerzo quedan bien patentes sencillos ejemplos de la convivencia cotidiana.
Algunos recordamos el argumento de la película “El festín de Babette”, de la escritora danesa Karen Blixen, interpretada genialmente por aquellos comensales que no sabiendo ni el nombre de lo que comen (menos el coronel) van suavizando sus formas de hablar, se duelen de haber enojado a los demás y se llena toda la mesa de miradas de complicidad, de perdón, de amor y de agradecimiento a las dos hermanas que han quedado solteras para ocuparse de la comunidad que los había legado su padre difunto. Para Babette la cocina es un arte con el cual es capaz de otorgar la felicidad a las personas que disfrutan de sus platos...”
Para los padres debe ser un objetivo pequeño pero interesante. Procuremos hacer una comida diaria sea el desayuno o la cena cada sentados en torno de la mesa para establecer diálogos y para encontrar en el calor del hogar todos los vínculos afectivos que refuerzan la autoestima de todos los miembros de la familia para andar con seguridad por la vida.

FELIZ NAVIDAD.

dilluns, 5 de desembre de 2011

Tiempo de ocio



Claves para el tiempo de ocio

A los abuelos:
•• Cuando nuestros nietos pasen alguna temporada larga con nosotros, es imprescindible establecer unas reglas de juego y que colaboren en las tareas del hogar.
•• Expliquémosles a nuestros hijos y nietos recuerdos personales
de los antepasado valorando lo que hicieron por nosotros y así fomentaremos el valor del agradecimiento.
•• Dediquemos espacios de nuestro tiempo para ir con los nietos de excursión, al cine o celebrar juntos cualquier actividad atractiva.
•• El verano es para coger fuerzas, pasárselo bien y reír con los
hijos y los nietos.
•• Invitemos a todos los hijos y nietos a pasar el día para aportar
más comunicación entre los primos y los tíos.

A los padres:
•• El verano acostumbra a ser tiempo de conocimiento de culturas
diferentes de las nuestras, hacerlo observar a los hijos para aprender a ser respetuosos con todas las personas con ideologías diversas.
•• El tiempo libre es una oportunidad excelente para ampliar
las amistades y vivir la sociabilidad.
•• El tiempo de ocio es tiempo de descanso, de relajación y de diálogo. Es recomendable estar al aire libre, no ver televisión y, si es posible, huir de viajes largos y de grandes aglomeraciones.
•• El tiempo de vacaciones es para todos los miembros de la familia. Planifiquémoslas con anterioridad previendo las preferencias
de todos.
•• Acostumbremos a los hijos a detenerse y contemplar. Una de
las finalidades de las excursiones a la montaña es la de maravillarse
con la naturaleza.
•• Si los nietos se han quedado con los abuelos, no digamos cuando los vayamos a recoger: «Es que vosotros los malcriáis».
•• La televisión no es la cuidadora electrónica. Es necesario
prever los programas pactando con los hijos adolescentes y
valorando los contenidos.
•• Los juegos de mesa para compartir entre padres e hijos son
esenciales y «desenganchan» de la televisión y de los videojuegos,
que se han de utilizar con previsión y medida.
(Estas claves están extraídas de mi libro "Conciliar la vida familiar", de Editorial Styria) Una guia para las relaciones intergeneracionales (en catalán "Som avis", editado por Columna.

dissabte, 12 de novembre de 2011

Ser consejero, no mandón




Ser consejero, no mandón

“No se puede ser a la vez tirano y consejero”, dice Gandalf en “El Señor de los anillos”.

Una frase como esta ya nos predispone a entender que no hemos de tiranizar a los hijos sino acompañarlos. Bien que apreciamos nuestra libertad personal; todos nos enojamos cuando nos presionan, nos controlan o nos quieren organizar. ¿Por qué no nos aplicamos este pensamiento y valoramos las diferentes maneras de actuar de nuestros hijos para ser más sus amigos y consejeros que mandones?

Si es necesario dar nuestra opinión para evitar un mal, lo tendremos que hacer; pero, si queremos ser personas prudentes y discretas, no nos tendríamos que permitir el lujo de invadir espacios que no nos corresponden, ni haría falta dar nuestra opinión de todo al hijo adolescente, a un familiar, al compañero o al amigo. Si lo hiciéramos, quizá coartaríamos su iniciativa y su libertad y no seríamos lo bastante respetuosos con su intimidad.


Los padres, antes de tomar una decisión, tenemos que preguntar y asesorarnos. No es conveniente ir tan seguros y prepotentes por la vida que parezca que no necesitamos nada de nadie (aquello de “… a mi nadie tiene que decirme cómo tengo que educar a mi hijo”).

Si no escuchamos nos equivocaremos: quizás aquella vecina a la que dejamos el niño cuando precisamos salir sin él y ve cómo juega y se comporta con sus amigos, nos podría dar algunas ideas para saber tratarlo mejor.

No seamos dogmáticos; hoy, para convivir armónicamente con los que nos cobijamos bajo el mismo techo, tenemos que saber captar las distintas sensibilidades para no quedarnos con prejuicios, etiquetas o criterios desfasados, sobre el día a día de nuestros hijos en la escuela o en el tiempo de ocio.
Una fotografia que ilustra "esta entrada" perteneces a mi libro sobre autoridad y libertad responsable editado en catalán.

dimecres, 5 d’octubre de 2011

Premio Bloc Cataluña 2011

Premio bloc Cataluña 2011

Hoy imágenes.La primera con estos "gigantes, engalanados para el acto, en la puerta principal de la Sala de Cultura de la Seu de Urgell.
El resto de recuerdos, rodeada de personas jóvenes en un ambiente festivo que os recomiendo valorar.







El bloc "La convivència, un trencaclosques" (La convivencia un rompecabezas) que trata de educación, adolescencia, vida de familia y de temas realacionados con la convivencia en familia ha recibido el premio ganador en la categoria: EDUCACIÓN en los premiso otorgados por la Asociación Stic.cat de Cataluña. El acto se realizó en la Sala de Cultura de La Seu de Urgell. . La Seu, un magnífico marco, elegido por los organizadores para la entrega de los premios.
Os dejo,estas fotografías para ver que los blocs tienen mucho éxito. La participación fue de medio millar de blocs en distintas modalidades y los premiados muy felices por el privilegio de ser reconocidos.

divendres, 30 de setembre de 2011

Tres alegrías



Tres alegrias

“De puntillas y boquiabiertos, miramos los abuelos de todo el mundo el nacimiento de un nieto. Tenemos la curiosidad propia de una vida que comienza y que da continuidad a la nuestra”
Victoria Cardona
(“Conciliar la vida familiar”. Editorial Styria) (“Som avis”. Editorial Mina))

El año 2008 me editaban en la editorial Mina el libro: “Som avis” y posteriormente su traducción al castellano por Editorial Styria: “Conciliar la vida familiar”, un título interesante: ¿Quién puede poner en duda que los abuelos somos los mejores conciliadores?

Había tenido el gozo de ser abuela y me gustó escribir sobre temas sencillos y sobre temas extraordinarios.
Sencillos, porque si vivimos sin tocar de pies a tierra, podríamos evadirnos de la realidad: adaptarnos a los cambios, aprender a guardar silencio o a no dar consejos si no nos los piden.
Extraordinarios, ya que ver el nacimiento de una criatura que perpetúa nuestras raíces no deja de ser un hecho maravilloso. Es una persona que nos da la oportunidad de contemplar el don de la vida y de agrandar nuestra capacidad de amar, que no es poco.

Entrar en el juego de dar y recibir amor no tiene precio. Y lo que no tiene precio es lo que realmente tiene valor.


Estos días he recibido tres cosas que me han llenado el corazón da agradecimiento:
La primera alegría ha sido la reciente edición del libro Som avis en la colección LaButxaca (con su cubierta ilustro este post). Este estudio mío y experiencia mía lo tenemos al alcance de todos los bolsillos de padres jóvenes y de abuelos en todas las librerías. Un libro que habla, sobre todo de la comunicación intergeneracional y que puede ayudar a saber vivir con tranquilidad el nuevo rol que toca a padres y a abuelos primerizos.

La segunda alegría ha sido recibir de Albert Domènec una entrada en su blog “Piscolabis librorum”. El ella explica extensamente el libro del año 1934 en que el hermano de mi padre Miquel Cardona, (quelus), ilustraba el cuento “3 al Pol” (3 en el Polo) de Ángel Ferran y del que os adjunto el enlace.



Y, la tercera alegría, es que he quedado finalista en los Premios Blocs Cataluña 2011 con mi bloc “La convivencia, un trencaclosques”. El resultado definitivo se sabrá en la Seu d’Urgell el dia 1 de octubre de 2011.

Deseo que estas pequeñas ilusiones mías os hayan evocado vivencias vuestras igualmente bonitas.

dijous, 22 de setembre de 2011

Competir...

Habia enseñado siempre a mis hijos que lo importante de un trabajo en equipo o de una competición deportiva era participar. En broma, cuando quería quejarse alguno de los mios ya se adelantaban con un: "-si mamá, ya sabemos que lo importante es participar".
Bien que hubiera aprendido la lección. No hacia falta ganar pero si poner el esfuerzo para que alcanzar el objetivo.
Hoy queria deciros que he quedado finalista en la competición con blocs de Cataluña de este año 2011 en la categoria EDUCACIÓN.
Os dejo el enlace mi bloc...
Me ha hecho ilusión comentarlo con vosotros. Seguir con temas de orientación familiar. Recibir comentarios de padres, poder hablar de los libros que escribo, comunicarme. Esta es la intención de mi bloc.
Hoy os dejo el enlace. Era importante participar:
http://criatures.ara.cat/laconvivenciauntrencaclosques/

dimecres, 14 de setembre de 2011

Enfados en la adolescencia

Enfados en la adolescencia

“Nuestra mayor gloria no consiste en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos”Oliver Goldsmith

Enseñemos a nuestros hijos adolescentes a dominar sus enfados cuando no obtienen lo que quieren inmediatamente. Conozco muchos matrimonios que acostumbran a ser austeros con sus hijos, aunque tienen medios económicos para adquirir de inmediato lo que deseen, pero les hacen esperar hasta su aniversario o su santo para concederles el regalo que piden. Y aunque pongan mala cara no ceden a sus caprichos.

Un defecto de los adolescentes de hoy es que exteriorizan con más enfado – por no decir impertinencia - sus deseos. Muchos padres rieron esta gracia de la espontaneidad con demasiada frecuencia cuando estos adolescentes eran pequeños. En algunos aspectos esta espontaneidad es correcta ya que si lo comparamos en épocas anteriores y, si somos positivos, podemos decir que nos tienen más confianza.
Llegaremos a la conclusión que: espontaneidad, sí. Impertinencia, no.

Conviene hacerles ver que las emociones conviene mantenerlas en la justa medida: disgustos desproporcionados, tristezas excesivamente largas o inmotivadas pueden estar pidiendo, en algún caso, alguna ayuda externa para los padres, del tutor o del psicólogo del colegio. Una ayuda a la que recurriremos después de analizar entre padre y madre su situación con mucho interés para que nos puedan entender mejor.

¿Podría ser que les hemos caído del pedestal?:

Apoyemos en vivir estas actitudes:

1. Que nos vean con defectos. Hacerles ver, con naturalidad, que a nosotros también nos cuesta cumplir con nuestras obligaciones y que cometemos errores.
2. Pedir perdón. Si nos hemos alterado delante de ellos reconocerlo, sin olvidar que “es de sabios, rectificar” y que si se ha metido la pata se quita y recomenzamos. Los adolescentes necesitan ver que somos humanos y no nos enfadaremos si nos dicen: “¡tu aquel día también...!” Al revés aprovecharemos para hacer broma y reconocerlo.
3. Hacerles entender que confiamos en ellos, a pesar de los pesares. Con el buen espíritu deportivo de: “ahora caigo, ahora me levanto”, padre, madre y adolescente, seguiremos unidos para ganar el mejor partido.

Como siempre, reconocemos que los padres también debemos esforzarnos para regular nuestros enfados y que muchísimas veces estaremos dispuestos a con “perdona hijo, me he equivocado”, volver a empezar con el optimismo diario. La mejor valentia según la frase que encabeza esta pequeña reflexión.

dilluns, 29 d’agost de 2011

Entrevista Diario de Tarragona

Diari de Tarragona
Dissabte, 30 de juliol de 2011


Encuentros literatura

Victoria Cardona




Entrevista Diario de Tarragona




Último ensayo que ha escrito: ‘Un extraño en casa’

¿Dónde suele escribir?
En una habitación adaptada como despacho.

¿Tiene un horario para escribir?
¿Es rigurosa?

Sí tengo un horario.No soy rigurosa
si estoy inspirada.

¿Manías a la hora de escribir?
(Música, objetos fetiche…)

La de revisar y revisar lo que escribo para no repetir
palabras.

La página en blanco le produce…
Ilusión, porque enseguida explico una anécdota o una frase que
he leído o una vivencia que tengo
en mi memoria, interesante,
y enseguida se llena…

Supo que sería escritora cuando…
Cuando tenía 10 años y gané
unos ‘premios especiales’ en
mi colegio por ser la que había
escrito la mejor historia.

El libro que le hubiera gustado
escribir….

Escribo y me editan lo que me gusta: Libros para padres.

¿Cuál es el último libro que
ha leído?

He releído Novela de ajedrez,
de Stefan Zweig.

¿Qué libro tiene en la mesita
de noche?

La nieta del señor Lhyn,de Phillipe Claudel.

¿A qué hora del día le gusta leer,
dónde y cuántas horas le
suele dedicar?

El fin de semana puedo dedicar
3 ó 4 horas seguidas. Normalmente estudio
libros de educación,
psicología o pedagogía.

Un libro que se cansa de leer…
Ninguno, porque no elijo ninguno
que no me guste.

Si fuera un personaje de novela,
sería…

No quiero ser un personaje de
novela. Estoy a gusto siendo quien soy.

Cuando entra en una librería,
se va directo a…

Sección pedagogía,psicología.

El último libro que ha regalado…
Un extraño en casa, editado
por Viceversa, y Un estrany a
casa, editado por Pòrtic (grup
62).

(He pasado el pdf en word para poder ofreceros esta entrevista "rápida" que me hizo el Diario de Tarragona).


dilluns, 22 d’agost de 2011

JMJ en Madrid



“Dios es amor: esto significa que tu eres querido; y aún no ha nacido el hombre a quien este pensamiento, especialmente cuando se hace cercano, no lo llene de una indescriptible gloria.”
Soren Kierkegaard

Hemos visto algunos las imágenes en televisión del encuentro de la juventud con el Papa en días calurosos del mes de agosto en Madrid. A mi me ha conmovido ver la alegría, la ilusión, el rostro reflexivo y de recogimiento interior de muchos, así como la variedad de razas y banderas. Hay quien dice que los jóvenes volverán a sus casas y no se acordaran del mensaje que han escuchado. Yo no lo creo. He recibido confidencias de muchos que reconocen un antes y un después de este encuentro, que han conocido amigos con sus mismos ideales y que tienen más ánimos para mejorar personalmente, aprovechar el tiempo de estudio, convivir con respeto hacia todas las creencias y darse más a los demás. ¡Todo un reto! Y, es que el adolescente, el joven, tiene ideales y los quiere vivir.

Toda esta “movida” me ha hecho pensar y os dejo este apunte:

Podemos hacer percibir a los hijos, tanto si somos creyentes como si no lo somos, la protección de un Dios bueno que se hace próximo, como señala Kierkegaard. Cuando tengan momentos de incomprensión con los amigos, el grupo o en el colegio, les ayudará Dios a no desanimarse, y a elevar el pensamiento. Pero, para ser consecuentes con lo que comentamos, los padres hemos de estar presentes en los momentos de sus problemas; ser padre es dar amor a manos llenas. Y, además, los padres creyentes, sin espectáculos ni sermones, han de dar testimonio de confianza y agradecimiento hacia Dios siempre: en tiempos de dificultad y en tiempos de alegrías.

Creamos en los jóvenes, ellos, si somos coherentes con lo que predicamos mejorarán. Todos los valores los transmitamos por ósmosis, por contagio. Sólo nos hace falta vivirlos. Y la figura de un Dios cercano y bueno nos ayuda a todos, sea cual sea nuestro credo y religión. Nuestros hijos valorarán también el auténtico respeto y cariño que tenemos hacia todo el mundo.




dijous, 28 de juliol de 2011

Contemplar en tiempo de descanso



Antes del tiempo de vacaciones quiero dejaros esta entrevista en la que hablo de la etapa adolescente, a partir de mi último libro "Un extraño en casa", editado por Viceversa.
Deseo de corazón que todos tengamos tiempo para agradecer, disfrutar de nuestros hijos y excedernos en el afecto con ellos.
Muchas veces las prisas del trabajo profesional de los padres y de los horarios escolares de nuestros hijos y sus actividades nos restan para algo importante en nuestra vida: la contemplación y olvidamos como nos dice el pequeño principito que "lo esencial es invisible a los ojos".
Felices vacaciones.

diumenge, 24 de juliol de 2011

La adolescencia en TV2

Tenemos una entrevista interesante con mi nieta adolescente. "Clicar" en el título y la encontrareís.
Podeís comentarla.
¿Que destacamos?
http://www.youtube.com/watch?v=CkTxTFuuedQ&feature=c4-overview&list=UUzqLsf04aLJUdXWDwb14iCQ

adolescencia/1135316/">http://www.rtve.es/alacarta/videos/para-todos-la-2/para-todos-2-adolescencia/1135316/

divendres, 22 de juliol de 2011

Festiva presentación.


Fue un acto emotivo, festivo y cargado de alegrias y de abrazos con aquellas personas que asistieron y que hacia tiempo que no veia o con aquellas otras que nos conocíamos de la Red de facebook. La sala quedo repleta de personas interesadas en este acto. Siempre es gratificant presentar un libro.
En la mesa, estuve bien acompañada por los editores de la versión catalana y castellana y con la presentadora del libro, Mey Zamora, periodista y escritora. Todos con el deseo que "Un extraño en casa" ayude a comunicarse con los hijos aunque se compita con internet. ¡Es fundamental acordar horarios de Red!
Como siempre queda en mi corazón un gran agradecimiento por poder escribir temas de orientación familiar para padres. Agradecer a todos los medios de comunicación sus entrevistas y, sobre todo, agradecer a mis lectores que tengan "Un extraño en casa" en su mesita de noche y así ayudar a su hijo a alcanzar una madurez equilibrada y responsable al finalizar la etapa de tempestad y de crisis.
Felices vacaciones. Aprovechemos para comunicarnos en familia, valorar lo que tenemos y descansar un poquillo del trabajo escolar los pequeños y del trabajo profesional, los adultos.

dissabte, 28 de maig de 2011

Un extraño en mi hogar. Junio 20011 en Librerias de España



Os dejo la cubierta de mi nuevo libro sobre adolescentes. He escrito diversas propuestas que os ofrezco para facilitar la comunicación con ellos. Comunicación y confianza necesarias para llegar a acuerdos, pactar horarios de "salidas" de noche, acompañar en su proceso evolutivo, etc... En esta etapa buscamos recursos para ayudarle a encontrar su identidad y tenir capacidad drítica y criterios sólidos interiorizados. Queremos que llegue al final de su adolescencia libre y feliz. ¡Todo un reto!

diumenge, 15 de maig de 2011

Simplificarse

Simplificarse

La mejor forma de simplificar la vida es recordar a menudo que hemos de trabajar para vivir y no vivir para trabajar. Tampoco vivimos para comer, sino que comemos para vivir.
Reflexionemos juntos: tienes a mano medios, no objetivos. Si quieres ser feliz puedes pensar que el coche grande para salir toda la familia, la tienda de camping que hemos comprado, los alimentos etc. son instrumentos para disfrutar del descanso, el entretenimiento y necesarios para reparar fuerzas; pero no son gastos personales, sino para el uso de todos los componentes de la familia.
Os dejo a continuación algunos puntos para adaptarlos a nuestro “modus vivendi” que nos pueden ayudar a simplificarnos:
• Estudiar los menús y tener en la despensa y en el frigorífico lo que vamos a necesitar los próximos quince días.
• Ir siempre con una lista a las rebajas y nunca comprar inutilidades que sólo utilizamos una vez. No es imprescindible estrenar un vestido cada vez que tenemos un compromiso. Si nos reunimos con las mismas personas no nos preocupemos, pueden pensar lo que quieran, para eso son libres (me sabe mal provocaros una decepción: el caso es que no se fijan en nosotros; están más pendientes de si ellos van suficientemente arreglados).
• Pedir a los abuelos lo que queremos que nos traigan los Reis Magos. Demasiados juguetes dispersan la atención de les pequeños. Aprovechar su disponibilidad para salir solos marido y mujer a donde os apetezca.
• Revisar los armarios para ver qué cosas hace un año que no utilizamos y deshacernos de ellas de inmediato. Puede crearnos mala conciencia el tener objetos que no utilizamos cuando hay tantas personas en el paro.
• Acumular todas las gestiones de calle en un mismo día. También conviene hacer la programación de la agenda, las revisiones médicas de los hijos...
• Recortar cenas complicadas y substituirlas por otras, con familias amigas, con un sencillo y buen pan con tomate, embutidos, etc. (y no os digo una tortilla de patatas para no daros trabajo... Siempre tenemos la solución de pedir que la traiga una de las familias invitadas).

Quizá, forzados por la crisis económica, aprenderemos a simplificar el consumo, nos haremos más austeros y caeremos en la cuenta de que no iremos de cabeza por no tener tantas virguerías, las últimas novedades informáticas o tantos collares. Pasaremos menos angustias; pero, sea como sea, que no falten los libros y la buena música...

divendres, 15 d’abril de 2011

Ser abuelos



Ser abuelos

El que no posee el don de maravillarse ni de entusiasmarse
es como si estuviera muerto, porque sus ojos están cerrados.

Albert Einstein

La experiencia de ser abuelos nos permite sentirnos jóvenes
porque se renuevan los ánimos. Y, aparte de la juventud del
alma, se renueva la del cuerpo: no hace falta hacerse ningún tipo
de tratamiento de estética —si no es del todo imprescindible—
porque esta alegría íntima que tenemos los abuelos se expande
hacia fuera. Es un privilegio seguir hacia delante y no mirar
atrás. Muchos de nosotros recuperamos el optimismo, sonreímos
más y difundimos la buena nueva de un nacimiento a los
cuatro vientos. ¡Cómo nos alegra y nos remueve positivamente
a todos la presencia de un bebé y de un niño!

Te queda grabado para siempre el buen aspecto de tu hija o de
tu nuera después del parto o con el bebé arrimado al pecho, la
habitación blanca de la clínica, las miradas de complicidad de los
padres; no hace falta decir que los abuelos se otorgan la semejanza
del recién nacido, se preguntan sobre el color de los ojos, que al
principio son de un tono azul marino, pero después, ¿qué color
tendrán? Todo huele a colonia fresca; en el ambiente se respira paz
y felicidad. El don más grande que tenemos es la vida, y en la vida
de cualquier persona siempre se ha de entrar de puntillas. Cuando
comienza se ha de arropar de afecto y de respeto. Tengo en la
memoria la frase de un autor francés que se ajusta perfectamente a
este contexto: «Todo amor nace inocente, frágil, débil, vulnerable,
es nuestra fidelidad la que tiene que protegerlo y llevarlo a cuestas
como a un niño».

Sentimos que tenemos proyectos nuevos y atractivos y que con
el reto de ejercer de abuelos se han acometido muchas expectativas
que anhelábamos cuando vivimos el nuevo compromiso de nuestros
hijos de elegir y decidir casarse y cuando nos anunciaron el
deseo de tener un hijo.

La edad cronológica es la que tiene nuestro cuerpo, la mental
depende de nuestros objetivos. Se puede ser viejo no siéndolo, si
uno piensa: «Lo mejor es jubilarme para no trabajar ni hacer nada».
Por fortuna se puede ser joven siendo mayor si se está dispuesto a
aprovechar que ya no se ha de ir con el mismo ritmo de la época laboral
y se practican con más calma las aficiones que teníamos arrinconadas,
y éstas, ¿por qué no compaginarlas con las de ejercer de
abuelos? Me decía una madre de tres hijos: «Me alegra ver que a mi
madre, que siempre está muy ocupada, se le haya ocurrido ejercer
una día a la semana de abuela. Se lo agradezco mucho, siempre ha
sido una mujer muy activa y con una alegría contagiosa, aportará
mucho a nuestro hogar. Tiene muchas ideas para que mis hijos se
lo pasen muy bien con lo que les ofrece, no la quiero de canguro,
la quiero de abuela».
(Extraido de mi libro Conciliar la vida familiar. Editado por Styria)

Firmas San Jorge:

A Troa "Garbí": Rambla Catalunya (a l'alçada del nº 70, a prop carrer València)
De 4h a 5'30h. tarda

A "Libreria A Peu de pàgina": C/ Major de Sarrià, 50
De 6h. a 8h.
http://www.apeudepagina.com/Sant_Jordi/
BARCELONA

divendres, 11 de març de 2011

¡En la adolescencia cariño!




Con el adolescente cariño y afecto

“Al afecto se le debe el 90% de toda felicidad sólida y duradera”
C. S. Lewis

Hay un valor que perdurará antes, ahora, después y siempre en la vida de nuestros hijos adolescentes: el afecto. El afecto siempre predominará en la vida y será la música de fondo que acompañará a nuestro hijo y hará que su personalidad se desenvuelva equilibradamente, y, al saberse querido, caminará seguro, adquiriendo autoestima.
Hacer uso correcto del afecto nos abrirá todas las puertas de comunicación con el adolescente. Lo cual quiere decir: no aprovecharnos nunca de nuestra maternidad o paternidad con frases como: “enfermaré con todos los problemas que me das...”, “mira lo que yo hago por ti y tú con que moneda me pagas...”, “ya te iría bien estar una temporada en una casa donde no te trataran como nosotros...”. Son pequeños trucos que pueden funcionar para obtener alguna respuesta positiva sólo al momento, pero que proporcionan malestar a los de casa. Nos sabría muy mal que los hijos nos quisieran complacer sólo porque se preguntaran: “¿qué podemos hacer para tener a los padres contentos?”
Sin abusar, para no caer en chantajes afectivos, se ha de llegar al corazón de los adolescentes para estimular y motivar su voluntad. Y esto sólo lo podemos conseguir cuando somos afables. La afabilidad, o la forma adecuada de tratar a los hijos, es consecuencia de vivir para ellos y demostrarles constantemente nuestro cariño.
La afabilidad consiste en una especial delicadeza de trato que hace que el hijo se encuentre bien a nuestro lado.

No se trata de decir: “hazlo por mi, que te quiero mucho”, se trata de conseguir que se sienta querido diciéndole, por ejemplo: “- ¡que contentos estamos de tenerte!”, “- gracias por ocuparte de tu hermano con tu juego del ordenador”, “- perdona esta interrupción pero necesitaría...”.
No nos creamos víctimas, los hijos también han de aprender a darnos afecto para aprender a darse, y nosotros debemos valorar los servicios o colaboración que aporten. Con valoraciones y alegría potenciemos su seguridad al verse queridos y aceptados.
Siempre conviene pedir lo que se tenga que pedir o corregir lo que se deba corregir, sin el egoísmo de creer que somos unos desgraciados, ni caer en victimismos cuando, en realidad, somos muy afortunados de tener unos hijos que se van haciendo mayores. Unos hijos que tienen la capacidad de aprender a amar y corresponder con generosidad al amor que les damos.

dilluns, 31 de gener de 2011

Gozar del silencio

Gozar del silencio

He tenido la gran oportunidad de ser feliz unos dias con mis nietos. Hoy se han ido.
Un tiempo de silencio me ha hecho valorar todo lo vivido: risas inocentes, sinceridad a raudales, vitalidad extrema, rivalidad en los juegos, ternura acumulada, despertarme con un beso de mi nieto pequeño que me urge a levantarme y, sobre todo disfrutar de aquella curiosidad incansable que ayuda a crecer, a crecer y a crecer y a formar sabios.
He olvidado lo que era negativo: los sudores de las idas a la playa, la ropa acumulada para lavar, las zapatillas de deporte desparramadas por doquier, el ruido del extractor de la cocina para freír croquetas y patatas…
Me he quedado con la mirada de mis nietos, con su agradecimiento, con su actitud curiosa y sorprendente para encontrar novedades, con su ilusión de jugar siempre y no estar nunca quietos.
Y yo me preguntaba: ¿Tienen calor los niños? Me parece que no.
Y hoy debo seguir con la privilegiada añoranza que me ha dejado la huella de estos buenos recuerdos.
El silencio de hoy me hace vivir de esperanza, me renueva el entusiasmo por lo aprendido de mis nietos y me gusta compartirlo con vosotros.
El silencio de hoy da y dará su fruto.

Os sigo recordando que las entradas del portal vidadefamilia a partir de ahora seran siempre en castellano. Los lectores de catalán pueden seguirme en el blog de "La convivència un trencaclosques", del periódico ARA.