dissabte, 12 de novembre de 2011

Ser consejero, no mandón




Ser consejero, no mandón

“No se puede ser a la vez tirano y consejero”, dice Gandalf en “El Señor de los anillos”.

Una frase como esta ya nos predispone a entender que no hemos de tiranizar a los hijos sino acompañarlos. Bien que apreciamos nuestra libertad personal; todos nos enojamos cuando nos presionan, nos controlan o nos quieren organizar. ¿Por qué no nos aplicamos este pensamiento y valoramos las diferentes maneras de actuar de nuestros hijos para ser más sus amigos y consejeros que mandones?

Si es necesario dar nuestra opinión para evitar un mal, lo tendremos que hacer; pero, si queremos ser personas prudentes y discretas, no nos tendríamos que permitir el lujo de invadir espacios que no nos corresponden, ni haría falta dar nuestra opinión de todo al hijo adolescente, a un familiar, al compañero o al amigo. Si lo hiciéramos, quizá coartaríamos su iniciativa y su libertad y no seríamos lo bastante respetuosos con su intimidad.


Los padres, antes de tomar una decisión, tenemos que preguntar y asesorarnos. No es conveniente ir tan seguros y prepotentes por la vida que parezca que no necesitamos nada de nadie (aquello de “… a mi nadie tiene que decirme cómo tengo que educar a mi hijo”).

Si no escuchamos nos equivocaremos: quizás aquella vecina a la que dejamos el niño cuando precisamos salir sin él y ve cómo juega y se comporta con sus amigos, nos podría dar algunas ideas para saber tratarlo mejor.

No seamos dogmáticos; hoy, para convivir armónicamente con los que nos cobijamos bajo el mismo techo, tenemos que saber captar las distintas sensibilidades para no quedarnos con prejuicios, etiquetas o criterios desfasados, sobre el día a día de nuestros hijos en la escuela o en el tiempo de ocio.
Una fotografia que ilustra "esta entrada" perteneces a mi libro sobre autoridad y libertad responsable editado en catalán.

2 comentaris:

  1. Amigos/as:
    En el título principal "Ser consejero, no mandón" falta una coma.
    No sé que pasa con "blogger" que ahora no puedo entrar a modificarlo. Gracias por pasar por alto, esta falta de puntuación.
    Victoria Cardona

    ResponElimina
  2. ¡Por fin pude entrar y arreglarlo!!!
    Victoria

    ResponElimina