divendres, 30 de setembre de 2011

Tres alegrías



Tres alegrias

“De puntillas y boquiabiertos, miramos los abuelos de todo el mundo el nacimiento de un nieto. Tenemos la curiosidad propia de una vida que comienza y que da continuidad a la nuestra”
Victoria Cardona
(“Conciliar la vida familiar”. Editorial Styria) (“Som avis”. Editorial Mina))

El año 2008 me editaban en la editorial Mina el libro: “Som avis” y posteriormente su traducción al castellano por Editorial Styria: “Conciliar la vida familiar”, un título interesante: ¿Quién puede poner en duda que los abuelos somos los mejores conciliadores?

Había tenido el gozo de ser abuela y me gustó escribir sobre temas sencillos y sobre temas extraordinarios.
Sencillos, porque si vivimos sin tocar de pies a tierra, podríamos evadirnos de la realidad: adaptarnos a los cambios, aprender a guardar silencio o a no dar consejos si no nos los piden.
Extraordinarios, ya que ver el nacimiento de una criatura que perpetúa nuestras raíces no deja de ser un hecho maravilloso. Es una persona que nos da la oportunidad de contemplar el don de la vida y de agrandar nuestra capacidad de amar, que no es poco.

Entrar en el juego de dar y recibir amor no tiene precio. Y lo que no tiene precio es lo que realmente tiene valor.


Estos días he recibido tres cosas que me han llenado el corazón da agradecimiento:
La primera alegría ha sido la reciente edición del libro Som avis en la colección LaButxaca (con su cubierta ilustro este post). Este estudio mío y experiencia mía lo tenemos al alcance de todos los bolsillos de padres jóvenes y de abuelos en todas las librerías. Un libro que habla, sobre todo de la comunicación intergeneracional y que puede ayudar a saber vivir con tranquilidad el nuevo rol que toca a padres y a abuelos primerizos.

La segunda alegría ha sido recibir de Albert Domènec una entrada en su blog “Piscolabis librorum”. El ella explica extensamente el libro del año 1934 en que el hermano de mi padre Miquel Cardona, (quelus), ilustraba el cuento “3 al Pol” (3 en el Polo) de Ángel Ferran y del que os adjunto el enlace.



Y, la tercera alegría, es que he quedado finalista en los Premios Blocs Cataluña 2011 con mi bloc “La convivencia, un trencaclosques”. El resultado definitivo se sabrá en la Seu d’Urgell el dia 1 de octubre de 2011.

Deseo que estas pequeñas ilusiones mías os hayan evocado vivencias vuestras igualmente bonitas.

2 comentaris:

  1. Leí "Conciliar la vida familiar". Me pareció adecuado este título. Tu hablas de los abuelos que son los mejores para ayudar a la conciliación entre trabajo y familia. Tengo un bebé de nueve meses. No lo llevo a la escuela infantil. Mis padres se turnan para atenderlo hasta que yo vuelvo del trabajo. Les agradezco este esfuerzo y puedo estar tranquila mientras estoy en el despacho. Me alegro que te lo hayan hecho en catalán y de bolsillo. Felicidades, Victoria.
    Lorena

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias Lorena y felicidades por tener tan buenos abuelos que te ayudan a conciliar. ¡Son los mejores!

      Elimina